0

Si suspendo el MIR o no consigo plaza ¿qué puedo hacer?

Ser médico residente y especializarse parece que es la única posibilidad de los que terminan la carrera de medicina. Es tanto el esfuerzo que ponen durante tantos meses para sacar buena nota y optar a su especialidad favorita, que si no lo consiguen tienen la sensación de haber fracasado estrepitosamente. Por una parte es lógico que piensen así, puesto que toda la carrera de medicina está enfocada en el MIR.

¿Hay vida después del MIR?

Por supuesto. El MIR no es la única posibilidad de los graduados en medicina. Hay otras posibilidades que si bien no pasan por especializarse o por acumular experiencia en hospitales prestigiosos, también son interesantes y permiten ejercer de manera digna la profesión. Desde Médicos Residentes te ofrecemos 5 alternativas al MIR para que conozcas otras opciones si no logras plaza como residente.

Trabajar como médico en el extranjero

Si pensabas que el MIR era la única experiencia que merecía la pena, estabas equivocado. Ejercer como médico en otros países es una opción muy interesante y ya de paso, aprendes o perfeccionas un idioma. En otros países hay mejores condiciones laborales para los médicos, los contratos son más estables y tienen un año de duración como mínimo y los horarios son mejores. También hay mayores posibilidades de mejorar la formación, ya que en otros países se le da más importancia que en España. Existe mucha demanda de médicos en la Unión Europea.

Medicina Militar

Hay mucha demanda de médicos militares y no se necesita experiencia previa. El primer requisito es ser licenciado o graduado en medicina, después el interesado tendrá que pasar unas pruebas psíquicas y físicas.

Guardias en la empresa privada

Esta es una de las opciones que menos gusta, ya que te hace ponerte en situaciones complicadas sin tener experiencia real como médico, sobre todo si te hacen un contrato por guardias: El joven médico acude solo a avisos en domicilios sin saber qué le ocurre al paciente, con un poco de suerte se tratará de algo sencillo, pero el chico se pasará todo el camino hacia el paciente rezando todo lo que sabe para que no sea algo complicado como un ictus y sea demasiado tarde. Otro punto negativo es que los sueldos en este caso son bastante bajos.

Médico de Mutua o empresa de prevención

Es otra de las alternativas, pero en la gran mayoría de las ofertas que ponen como requisito ser Licenciado en Medicina suelen valorar positivamente el hecho de ser Médico del Trabajo. Algo lógico puesto que este empleo, en teoría, debe desempeñarlo un Médico del Trabajo. Por lo que parece sensato que si compites laboralmente con un médico del trabajo te pase por encima a la hora de conseguir el empleo.

Emprender

Otra de las opciones es emprender. Seguro que como médico tienes una idea por la que te gustaría luchar, algo en lo que crees que te gustaría investigar para solucionar un problema de salud en las personas. Es algo que los estudiantes de medicina no se plantean, pues están obcecados en el MIR y no ven más allá. Es comprensible también, ya que en España no es tan fácil acceder a capital económico a la hora de emprender (aunque tampoco imposible). Piensa en aquello que te empujó a hacerte médico, esa motivación de ayudar a sanar a las personas y cambiar el mundo… Recapacita una vez más y encuentra un sentido más profundo de tu vocación: así quizá encuentres aquello por lo que te gustaría investigar.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.