dias previos al mir

4 claves para elegir especialidad

Claves para elegir especialidad:

Se acerca el MIR y todas nuestras energías están puestas en ese día, llamémoslo “día M”. Pero… ¿hay vida más allá del “día M”? ¿Cómo nos la imaginamos? Seguro que vuestra mente está empezando a fantasear y a poneros en situación. Digamos que también estáis empezando a pensar en la elección de especialidad, sentados en el Ministerio…

Pues sí, ¡elegir especialidad es una de las decisiones más importantes de vuestra vida!

Por tanto estaréis de acuerdo en que la decisión de escoger especialidad hay que pensarla bastante, y sobre todo debéis de saber que la decisión es vuestra.

Así que, aquí viene lo más difícil del MIR: ¿qué queréis hacer con vuestra nota del MIR?

Desgraciadamente nadie puede responderos a eso, y este post no lo pretende, pero sí aconsejaros que sigáis unas pautas básicas que os ayudarán. Eso no quiere decir que no os equivoquéis, podéis equivocaros y estáis en vuestro derecho, pero que eso no sea por no haberle dedicado el tiempo suficiente a esta decisión.

Resultado de imagen de lista

1- El primer paso supone pensar a solas. Coged papel y bolígrafo, y haced una lista con las especialidades que más os gustan (independientemente del número que saquéis). No dejéis de pensar en una especialidad porque penséis que no os va a dar la nota; si os gusta, la apuntáis. Os podéis llevar muchas sorpresas, cada año es distinto.

Pensad bien qué perfil os gusta más: ¿médicas o quirúrgicas?. Podéis poned puntuación a cada especialidad en función de características como las guardias, las salidas futuras, el ambiente…

Esta lista es vuestra, el orden de las especialidades es vuestro, y aunque los demás os pueden ayudar, intentad ser fieles a vosotros mismos.

 

2- Pensad si queréis quedaros en vuestra ciudad o si no os importaría salir fuera; pensad en las ciudades que más os gustarían si tuvierais que elegir, e intentad poner ese orden también en vuestra lista.

 

3- Preguntad en los servicios. Esto es muy muy importante. Id a preguntar a los servicios que os gusten, no tengáis prejuicios, la mayoría de la gente estará encantada de atenderos y compartir su experiencia. Y si alguien no está dispuesto, preguntad al de al lado, pero no os quedéis con dudas sobre cómo se trabaja en un servicio que os interesa. Podéis preguntar a los residentes y también a los adjuntos, o al tutor de residentes, que con toda seguridad estará encantado de informaros.

Coged el coche, el tren…lo que haga falta por ir un día a visitar los hospitales y servicios que más os atraigan. Hablar con los médicos. No escatiméis en esto, porque es una decisión muy importante y por ello deberéis de tener toda la información posible en vuestra mesa para cuando llegue el día.

 

Resultado de imagen de preguntar hospital

4-Si hay una especialidad o varias que os gustan especialmente; cogeros una bata y preguntad si podéis pasaros unos días en un servicio determinado conociendo más a fondo la rutina y el día a día. Una cosa es estudiar una asignatura y otra muy distinta es ejercerla.

Os podéis llevar sorpresas, sobre todo con especialidades que conocéis poco, y podéis descubrir  lo amplias y apasionantes que son. Es el caso de especialidades que no se estudian de manera amplia en la carrera o en las prácticas; sin embargo son un pilar básico en el hospital, con una actividad muy amplia que os puede encantar.

Lo más importante es que estéis tranquilos. Habéis recorrido un amplio camino hasta ahora y lo que os queda es la recompensa.

¡Mucha suerte a todos!

Equipo de médicos residentes.

8 frases motivadoras para afrontar el MIR


FRASES MOTIVADORAS:

¿Frases motivadoras para enfrentaros al MIR? Os preguntaréis. Pues sí! Porque sabemos que es una época difícil, dura…donde ya habéis estudiado un montón y habéis sacrificado gran parte de vuestro tiempo para hacer frente al MIR. Precisamente por esas noches sin dormir, esos fines de semana haciendo simulacros, corrigiendo exámenes, dejando de ir a eventos especiales o salir todo lo que quisierais…por todo eso y por vosotros, ahora es cuando teneis que sacar más energía que nunca. Estáis al final del túnel, la fatiga os puede nublar la vista pero nosotros estamos aquí para daros esa motivación extra!! ese grito de animo que hace levantar al campeón/a que lleváis dentro!! no os rindáis ahora!! luchad, trabajar duro y perseverar pues lo mejor está por llegar!!!. Levantaos cada mañana como si fuera el primer día de estudio!!!, no digo que sea fácil, solo digo que lo hagáis y no os arrepentiréis!!. Tened en cuenta que ser parte del cuerpo de élite de nuestra sociedad no es tarea fácil, y vosotros ya estáis a las puertas.

Esperamos que éstas frases motivadoras os ayuden, las hemos escogido con mucha ilusión y con el ánimo de aportaros nuestro grano de arena.

Si tienes alguna frase para compartir con tus compañeros, envíanosla en un comentario.

Recordar que podéis registraros gratis en nuestra página web haciendo clíck aquí

¡Suerte chic@s!

¡Esperamos que nuestrsa selección de frases motivadoras os hayan gustado!

4 claves para elegir especialidad

Claves para elegir especialidad:

Se acerca el MIR y todas nuestras energías están puestas en ese día, llamémoslo “día M”. Pero… ¿hay vida más allá del “día M”? ¿Cómo nos la imaginamos? Seguro que vuestra mente está empezando a fantasear y a poneros en situación. Digamos que también estáis empezando a pensar en la elección de especialidad, sentados en el Ministerio…

Pues sí, ¡elegir especialidad es una de las decisiones más importantes de vuestra vida!

Por tanto estaréis de acuerdo en que la decisión de escoger especialidad hay que pensarla bastante, y sobre todo debéis de saber que la decisión es vuestra.

Así que, aquí viene lo más difícil del MIR: ¿qué queréis hacer con vuestra nota del MIR?

Desgraciadamente nadie puede responderos a eso, y este post no lo pretende, pero sí aconsejaros que sigáis unas pautas básicas que os ayudarán. Eso no quiere decir que no os equivoquéis, podéis equivocaros y estáis en vuestro derecho, pero que eso no sea por no haberle dedicado el tiempo suficiente a esta decisión.

Resultado de imagen de lista

1- El primer paso supone pensar a solas. Coged papel y bolígrafo, y haced una lista con las especialidades que más os gustan (independientemente del número que saquéis). No dejéis de pensar en una especialidad porque penséis que no os va a dar la nota; si os gusta, la apuntáis. Os podéis llevar muchas sorpresas, cada año es distinto.

Pensad bien qué perfil os gusta más: ¿médicas o quirúrgicas?. Podéis poned puntuación a cada especialidad en función de características como las guardias, las salidas futuras, el ambiente…

Esta lista es vuestra, el orden de las especialidades es vuestro, y aunque los demás os pueden ayudar, intentad ser fieles a vosotros mismos.

 

2- Pensad si queréis quedaros en vuestra ciudad o si no os importaría salir fuera; pensad en las ciudades que más os gustarían si tuvierais que elegir, e intentad poner ese orden también en vuestra lista.

 

3- Preguntad en los servicios. Esto es muy muy importante. Id a preguntar a los servicios que os gusten, no tengáis prejuicios, la mayoría de la gente estará encantada de atenderos y compartir su experiencia. Y si alguien no está dispuesto, preguntad al de al lado, pero no os quedéis con dudas sobre cómo se trabaja en un servicio que os interesa. Podéis preguntar a los residentes y también a los adjuntos, o al tutor de residentes, que con toda seguridad estará encantado de informaros.

Coged el coche, el tren…lo que haga falta por ir un día a visitar los hospitales y servicios que más os atraigan. Hablar con los médicos. No escatiméis en esto, porque es una decisión muy importante y por ello deberéis de tener toda la información posible en vuestra mesa para cuando llegue el día.

 

Resultado de imagen de preguntar hospital

4-Si hay una especialidad o varias que os gustan especialmente; cogeros una bata y preguntad si podéis pasaros unos días en un servicio determinado conociendo más a fondo la rutina y el día a día. Una cosa es estudiar una asignatura y otra muy distinta es ejercerla.

Os podéis llevar sorpresas, sobre todo con especialidades que conocéis poco, y podéis descubrir  lo amplias y apasionantes que son. Es el caso de especialidades que no se estudian de manera amplia en la carrera o en las prácticas; sin embargo son un pilar básico en el hospital, con una actividad muy amplia que os puede encantar.

Lo más importante es que estéis tranquilos. Habéis recorrido un amplio camino hasta ahora y lo que os queda es la recompensa.

¡Mucha suerte a todos!

Equipo de médicos residentes.

Día previo al MIR: ¿que tengo que hacer?


Aquí os dejamos algunas sugerencias sobre qué hacer el día previo al MIR, y es que algunos lo consideran casi tan importante como el día del MIR!

En realidad lo importante es que ese día estéis relajados, sobre todo la tarde y la noche de antes, puesto que, PASE LO QUE PASE…¡NO OS DEBÉIS QUEDAR ESTUDIANDO ESA NOCHE!

Algunos tendréis la tentación, y os justificaréis pensando que a la mañana siguiente os podéis levantar tarde…¡Ni se os ocurra! TENÉIS QUE DESCANSAR ESA NOCHE.

Evidentemente, puede que no durmáis a pierna suelta y despreocupados, pero al menos un descanso reparador, con las horas de sueño suficientes, os evitarán muchos sustos al día siguiente. Pensadlo bien..¿os imagináis hacer el MIR con sueño, con cansancio…? No, ¿verdad? Pues la tarde de antes se cierran los libros…¡y a relajarse!

Aquí van algunos consejos para hacer la tarde o el día previo al MIR:

1-Ir al cine:

Si, si, pero no a ver un peliculón de llorar ni de pensar, ¡ya habéis pensado mucho estos meses! Escoged una película divertida, comedia, acción…Incluso de dibujos animados! Lo importante es dejaros llevar por el olor de las palomitas, poneros cómodos, echaros unas risas…¡y empezar a ver el mundo de otro color! De hecho, es un buen día para empezar a ver el mundo, puesto que habréis estado encerradísimos! Repetimos: cuanto más chorra os parezca la pelicula más os alegrareis de haberla visto ese día!(yo la recuerdo con mucho cariño, aunque en condiciones normales no volvería a verla) 🙂

ir-al-cine-mir

 

2- Hacer deporte sin riesgo:

Es decir, que a nadie (NADIE) se le ocurra los días previos al MIR ir a jugar al rugby, hacer bicicleta de montaña por abismos interminables,o jugar un partido bronco de fútbol o de fútbol sala con ese grupo de amigos con el que tienes piques día sí y día también…¿me entendéis no? Evita por tanto el deporte de contacto o de alto riesgo.

Os propongo algunas actividades que podéis hacer si os queréis desestresar o evadir un poco: vete a andar por el parque, andar a paso ligero para desestresarte, a tu rollo y con tu música, o incluso con algún amigo o con tu mascota. Hazlo fácil y no la líes el día antes.

gente-confianza

3-Darte una vuelta con alguien que te trasmita confianza:  

es decir, no es el momento de que te pregunten 100 veces como llevas el examen, si estas nervioso…¡claro que estás!No hace falta que te lo  recuerden a cada minuto… Así que nada¡a rodearte de gente “zen”! 🙂

Successful Business People Showing Thumbs Up.

4-Escucha tu música favorita:

La tarde o el día previo al MIR debéis escuchad vuestra música favorita! y si encima cantas, bailas, perreas, rapeas o aporreas un piano o una guitarra que tengas a mano, tu  nivel de estrés disminuirá bastante…pero bueno ¡esto último de la guitarra o piano es una opción muy personal!..quizás me he venido arriba rápidamente. En serio, haceros vuestra lista de música, mirar al infinito y relajaos con la música que os haga sentir bien independientemente del género que os guste escuchar (rap, reggeaton, española, pop, rock, dance, disco, jazz, clásica…). También podéis bajaros alguna aplicación para cantar si os gusta cantar y desestresaros; básicamente mi mensaje es que escuchéis vuestra música favorita y dediquéis tiempo a que vuestro cerebro se relaje.

suerte-para-el-dia-del-mir

 

Bueno chicos/as, ya estáis listos. Si lleváis a cabo algunas de estas actividades y/o seguís alguno de estos sabios consejos el día previo al MIR, estamos seguros de que será un granito de arena más al gran esfuerzo que lleváis haciendo estos meses. ¡Estás preparado/a y lo sabes!

Lo importante de todo es que tengas claro que ir tranquilo al examen te da muchas más ventajas respecto al resto de opositores de las que podrías pensar. Si controlas los nervios, gran parte del camino está andado…

¡Mucha suerte!

Equipo de Médicos Residentes.